Espinacas gratinadas.

Espinacas gratinadas.

Receta de Cocina Con CarismaDificultad: Baja
Raciones

4

Tiempo de preparación

20

minutos
Tiempo de cocinado

20

minutos

Empezamos la semana con una receta fácil que podéis dejar preparada el día anterior y sólo calentarla en el momento de comer, no me digáis que no os facilitamos las cosas…. Además así encontramos una excusa para comer espinacas y aprovechar todos sus beneficios. El poder nutritivo de la espinaca radica en su alto contenido en vitaminas y minerales: 100 g de esta verdura aportan dos tercios de las necesidades diarias de vitamina A, la práctica totalidad del ácido fólico, la mitad de la vitamina C y la cuarta parte del magnesio y el hierro que se precisan al día. Además, procura calcio, fósforo, azufre, clorofila, oligoelementos, enzimas y fibra. Sus proteínas (2,8%), aunque no son muy abundantes, son más completas que en otras hortalizas.
Nos ponemos el delantal y a cocinar!!!

Ingredientes

  • 500 gr de espinacas congeladas

  • 1 cebolla grande

  • 1 puñado de pasas

  • 100 gr de queso crema

  • Aceite de oliva

  • Sal

  • Para la bechamel:
  • 100 gr de harina

  • 50 ml de aceite de oliva

  • 800 ml de leche

  • Nuez moscada

  • Sal

Preparación

  • Lo primero que haremos es cortas nuestra cebolla en cuadraditos pequeños. Pasar a la sartén con un chorrito de aceite de oliva y cocinar a fuego medio hasta que estén transparentes.
  • Incorporamos nuestras espinacas, no hace falta descongelarlas previamente, junto con las pasas y cocinamos unos 10 minutos, hasta que estén completamente descongeladas e integradas. Añadimos el queso crema y la sal y removemos.
  • Ahora haremos nuestra bechamel. Para ello ponemos el aceite de oliva en una olla, incorporamos la harina y removemos bien con unas varillas. Cuando la masa sea homogénea iremos incorporando poco a poco la leche sin dejar de remover, tiene que quedar una crema fina. Añadimos la sal y la nuez moscada y cuando tenga la textura deseada apartamos. A mi me gusta que quede suelta para que la receta sea más cremosa y ligera.
  • Unimos la bechamel a nuestra quema de queso y espinacas y pasamos a una fuente de horno. Espolvoreamos por encima queso para gratinar y gratinamos durante unos 7 minutos o hasta que el queso esté fundido y dorado.

Truco del chef

  • Puedes usar esta crema con pasta de lasaña y tendrás una deliciosa lasaña de espinacas.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

19 + uno =